Tips de Venta

Cuando comenzamos con nuestro propio negocio, nos enfrentamos a una serie de obstáculos  que muchas veces pudieran llegar a desalentarnos; y es justo ese momento, en el que hay que pensar en todo el esfuerzo que se ha realizado hasta ese punto, y que tal y como nos costó llegar hasta ese punto… no podemos esperar que todo sea miel sobre hojuelas todo el tiempo.

 

Vender un producto o un servicio ya es algo difícil, sabemos que al final, el objetivo es satisfacer al cliente, y como cliente, incluso nosotras mismas, buscamos lo mejor para nosotros y nuestras familias.

 

Por eso, el día de hoy queremos compartir contigo algunos tips súper sencillos que te ayudarán a incrementar tus ventas.

 

1.-  Cuida la calidad de tus productos

No conozco a ninguna mamá que haya dicho: “ Le compraré una bicicleta a mi hijo, esa, la rota”. Por más mínimo que sea, siempre buscamos en el súper la bolsa de pan menos apachurrada, y la bolsa de tostadas que vengan completas y sin romper.  Es fácil, ¡ofrece la calidad que a ti te gustaría recibir!

 

2.-  Ofrece un servicio de primera

¡Tu negocio existe gracias a tus clientes! Es muy importante que ellos  estén contentos. ¿Qué involucra esto?  Cada cliente es diferente,  cada cliente puede presentar una necesidad diferente y cada uno tendrá sus dudas. Tómate el tiempo de atender a cada uno de ellos, resuelve todas sus dudas. ¡Muchas veces se enamora a un cliente por el servicio!

 

 

3.- Debes estar en el lugar adecuado

No debes esperar a que los  clientes lleguen solos, ¡sal a buscarlos! Conocer a tu mercado implica saber dónde se encuentran, es decir, probablemente si vas a un hospital a vender tus banditas, no encontraras muchos clientes sin embargo, si vas a la escuela de tus nenes y muestras tus productos a las otras mamás tendrás más probabilidades de que hayan más personas interesadas en tu producto.

 

Para tener tu empresa, no es necesario tener un gran establecimiento donde tener tus productos o dónde recibir a tus clientes,  tampoco es necesario tener cientos de empleados a tu cargo que hagan todo el trabajo ¡todas las grandes empresas comenzaron como tú! Todo es cuestión de disciplina, constancia y preparación.

 

¡Atrévete a emprender, atrévete a hacer crecer tu negocio!