¡Gracias 2018!

¡Gracias 2018!

Es inevitable llegar a estas fechas, a unos días de terminar el 2018 y no empezar con el recuento del año, de recordar todo lo bueno y lo malo que vivimos, te confieso que en mi mente estaba un sentimiento muy fuerte "El año más complicado de mi vida" pero algo se movió en mi corazón ¡Sí! fue un año muy difícil, cosas se rompieron, amigos se alejaron, sueños se acabaron, viví duelos que me destrozaron el alma, pero por sobre todo eso algo más grande y valioso resultó: DECIDÍ AMARME, decidí dejar de luchar contra mi misma, decidí perdonarme, que fuerte ¿verdad?

Entendí por fin lo valiosa que soy, entendí que nada ni nadie es perfecto, que he cometido sin fin de errores y que no puedo asegurar que dejaré de hacerlo, pues soy imperfecta, pero mi lucha sin duda será la de ser mejor en cada área de mi vida, también me di cuenta que la compasión y la empatía llegaron a mi vida (algo de verdad difícil para mi), y con ello una verdad que todos los días tengo presente y que me encantaría que tu también la hicieras tuya, así como yo, como tu, ¡Cada persona está viviendo y sufriendo batallas! (emocionales, económicas, de salud, espirituales) y por eso mismo debemos ser amables, y cuando me enfoque en lo bueno, vi como gente maravillosa llegó a mi vida y la cambió por completo, enseñándome que caminando siempre hacia adelante y mirando para arriba vivo con seguridad de que lo mejor está por venir.

Entendí que no soy nadie para juzgar a otros y que solo hay alguien que puede hacerlo, y qué crees, que aún teniendo ese poder no lo hace, al contrario, con amor, con mucho amor me ha tomado una y otra vez, y casi lo escucho decir ¡Tu puedes, aquí estoy yo! No sé qué batallas haya en tu corazón, en tu vida, pero lo que sí sé y me atrevo a asegurar es que Dios te ama, que está contigo y que no quiere que te sigas juzgando por ese error, por esa falla  que cometiste ayer, hace semanas, hace años ¡Basta, por favor para!

Cada año, escucho y leo que ésta, es la temporada perfecta para perdonar a otros, para amar a otros, para darle lo mejor a otros, pero  ¿Por qué no empezamos por nosotras mismas?


Y bueno, a ti que me lees, solo tengo una palabra pero que va llena de mucho sentimiento ¡GRACIAS! por tu confianza, porque en cada compra, me decías (sin saberlo) ¡No te rindas! Porque al ver tus trabajos realizados, tus ventas concretadas de verdad siento que nada de esto es casualidad, que el propósito de cada una de nosotras muchas veces está entrelazado y que juntas hicimos de este año algo increíble, y quiero reconocerte, por que yo sé que en cada accesorio que hiciste iba mucho esfuerzo, tiempo y fe de estar mejor,  y que en cada niña que lo usó iba un pedacito de ti. 


Gracias por tanto

Te abrazo con mucho cariño.

Fer Villegas.

 

 


2 comentarios

  • Dcr

    M interesa comprar tienes telèfono

  • Juanita

    Disculpa vendes por mayoreo y tendrás catálogo gracias


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados